Metodología V-R-T

06/11/2014 By Associació SEER 0

Desde SEER hemos estructurado una metodología particular que nos facilita la tarea educativa y formativa. Esta se basa en generar vivencias que permitan la experimentación de emociones, que reconducidas por parte del facilitador/a favorece el proceso de aprendizaje.

La integración y conceptualización de contribuciones de la Psicología, la Pedagogía y de la Educación en el Tiempo Libre y la experiencia de la asociación en el campo de la educación y de la formación han permitido elaborar la metodología VRT. La propuesta se fundamenta en 3 fases correlativas.

Para más información, mira
VRT: una propuesta metodológica de educación emocional y de educación en valores
Vídeo Metodología VRT: Educación Emocional Associació SEER
Desarrollo de la metodología VRT en educación para la salud y educación emocional: Una investigación-acción

transferencia_Elaborando-Jiwa41

VIVENCIAR

La primera fase de la metodología consiste en facilitar una experiencia concreta al alumno/a que pueda convertirse en una base sólida para un proceso de construcción de aprendizajes. Esta fase pretende partir de un recurso para hacer vivir a la persona situaciones y emociones determinadas.

La prioridad es permitir que el alumno sienta a partir de los condicionantes establecidos en la actividad. Se pretende ir más allá de crear artificialmente una experiencia aislada. El objetivo es combinar la vivencia que permitirá la construcción del aprendizaje significativo.

El juego, la dinámica, el discurso, la pregunta, la imagen, la expresión creativa, la mirada, el silencio… son recursos usados para generar vivencias.

thinking_flickr_bygutter

Foto de Davide Restivo

REFLEXIONAR

La segunda fase parte de la vivencia experimentada para extraer conclusiones. Se pretende crear un puente entre SENTIR y PENSAR. El objetivo es crear un espacio de intercambio que favorezca el análisis del que ha pasado y que ha sentido durante la actividad. La pregunta y la autopregunta son herramientas para conducir este espacio reflexivo.

TRANSFERIR

La última fase de la metodología pretende que el aprendizaje traspase los límites del aula y se pueda aplicar en diferentes contextos de la persona. Trasladar la reflexión a la esfera cotidiana y diaria.

La transferencia supone aumentar el nivel de elaboración para salir de los límites de la acción educativa. En función del marco se conduce la transferencia hacia un ámbito u otro (personal, familiar, profesional…). Este momento tiene que permitir al alumno/a crear un espacio de diagnóstico para analizar su grado de competencia en aquellos aspectos en los que está haciendo referencia.

En el apartado compartimos encotrarás nuestros artículos, dentro del cual hay un específico conciso y riguroso sobre el tema. Deseamos que te sea de utilidad.