Entrevista a SEER en Revista Mprende (XY Radio) | 22 julio de 2020

Entrevista a SEER en Radio XY Madrid

El 22 de julio de 2020 Octavio Isaac Rojas Orduña, fundador de la empresa de comunicación TúaTú y presidente de la Asociación Mexicanos Aquí, de emprendedores y profesionales destacados mexicanos residentes en Europa, nos entrevistó para el programa que conduce en la XY Radio Madrid llamado Revista Mprende.

SEER, representada por Oriol Julià, hablamos entre otras cosas de la importancia de la gestión emocional en los tiempos complejos que estamos viviendo debido a la pandemia en el sector educativo y en las familias, la afectación del confinamiento en la convivencia, en las vivencias de los jóvenes, y vemos algún consejo para poner en práctica aún sin estar acostumbrados a trabajar específicamente con las emociones. Todo ello y otros puntos que reflejan la importancia de instaurar la mirada del crecimiento emocional y personal en el ámbito de la educación formal. Podéis encontrar el podcast de Revista Mprende en las principales plataformas de música y podcasts: https://anchor.fm/revista-mprende

(El contenido en formato de texto ofrecido a continuación es una transcripción aproximada del audio):

Sin lugar a dudas una de las cuestiones que se tienen que abordar ahora que estamos en este proceso de retomar las actividades poco a poco y que una vez que pase el verano puede ser retomaremos las actividades académicas. Ver el impacto que el confinamiento ha tenido en no solamente en el desempeño académico sino también en la parte emocional de los de los alumnos de todos los niveles, desde niños muy pequeños de 3 a 6 y 10 años, adolescentes e incluso a nivel universitario.

Este es un tema del que realmente se ha hablado poco y para comentarlo tenemos a Oriol Julià, que bueno se va a presentar mejor pero que justamente está especializado en este ámbito en lo que es la parte del crecimiento personal de la gestión emocional si se puede llamar así.

Bienvenido Oriol, muchas gracias por la oportunidad. Sois una entidad de salud y educación emocional especializados precisamente en el acompañamiento emocional a profesores, a familias, alumnos, y evidentemente como tú decías a este el momento de hablar del estado emocional y de tenerlo en cuenta, claro, porque los muchos padres de familia en los que me incluyo, pues tenemos la preocupación de lo que podemos hacer con nuestros hijos para ayudarles a desarrollarse, a aprender y digamos que para en algunos casos pues incluso tener el papel del profesor y entonces también mucha gente se habrá dado cuenta de que no es tan sencillo ser profesor, no solamente de un alumno sino de varios.

Eso también pues de alguna manera ayudará a que aumente la empatía con los profesores pero también por otro lado pues está la parte de los padres que se veían desbordados aparte de la propia situación y si en algún momento se vean afectados por el covid en directamente o indirectamente pues todo eso genera un estrés que me imagino que también lo habrán sufrido los estudiantes.

No es un confinamiento, es que cada familia ha tenido su confinamiento. Tenemos a realidades diferentes y personas que como tú dices pues quizá le ha tocado más directamente a la parte de salud con pérdidas familiares importantes y desde aquí damos lugar para empezar en casa juntos.

Seguramente se me notará en largo de la entrevista en positivo que seguramente se ha ganado muchas habilidades de convivencia y muchas habilidades de autogestión emocional para para hacer más fácil esa convivencia porque imagínate que nos hayamos pasado matando no pues eso no puede ser y posiblemente en algún momento a nivel personal no hemos conseguido regular, hemos conseguido “aprender de”.

Es verdad que hubo un momento en que los medios de comunicación pues transmitían una una imagen como si esto fuera un happening donde todo el mundo se la pasaba haciendo cocinando o haciendo ejercicio cuando en realidad una situación muy dura y luego ha habido como una especie de reflexión de lleno este tema.

Si ha sido grave tenemos que hablar de ello y yo creo que es el momento de hacerlo. Este cambio de actitud en el seno de las familias pues se tuvo que dar en algún momento, y ahora la cuestión es que cuando volvamos a las aulas y yo también soy profesor, pues que de alguna forma como dices tú quizás es algo que tengamos que utilizar para justamente sacar ese lado bueno. No solamente desde un punto de vista impersonal clarísimo la verdad es que la el rol que ahora tenemos el adulto: la familia es la familia, los educadores las educadoras, los profesores, desde diferentes ámbitos de la educación precisamente el el reto que tenemos ahora es aprovechar lo que ha pasado. Ya sabemos que lo hemos pasado mal, ahora qué hacemos con esto: ¿nos resignamos a haberlo pasado mal o le sacamos un provecho?

Seguramente se han entrado habilidades, y es muy fácil que el Niño y el Adolescente a diferentes etapas educativas no se dé cuenta ni siquiera de que lo ha entrenado. Entonces el reto de la familia es decir mira date cuenta: has mejorado esto, has entrenado esto y aprovechar este mismo aprendizaje desde el propio alumno en este caso desde el propio hijo no tanto queriendo dar una lección de moralidad o una lección de aprendizaje sino aprovechando lo que la persona ya he hecho en positivo.

Al final es un trabajo de todos y de todas, no podemos obviarlo, no podemos decir que esto ya lo haga el profesor o que ya lo haga el padre, al final estamos todos juntos en esto y al final trabajamos con personas a las que seguramente nos queremos ya las que seguramente tenemos un afecto que en este momento les podemos ayudar a crecer pasando por nosotros mismos, por nuestro propio crecimiento también.

Sí, de hecho otro invitado habló sobre este encuentro que en algunos casos era un descubrimiento para algunos padres, porque prácticamente no pasan mucho tiempo en casa y están los fines de semana, y claro, los hijos son como un compartimento de su vida y ahora que están de forma tan intensiva con ellos quizás incluso se habrán sorprendido y habrán descubierto cosas que no sabían de sus propios hijos.

Entonces si tú tuvieras que dar a nivel de padres y a nivel de académicos una especie de guía de pasos a seguir para justamente aprovechar esto, ¿cuáles serían?:

Lo primero sería generar espacios. si no estoy acostumbrado a hacerlo, entrando en la dinámica de hacerlo: hemos aprendido qué me ha sentado bien, qué no me ha sentado bien, que a veces son espacio de cocina, de merienda, un espacio de salir fuera…

Al profesorado le diría exactamente lo mismo (o al sistema educativo le diría exactamente lo mismo): generar el espacio, darle importancia. Si esto es algo entre todos y algo transversal. Por ejemplo al empezar el día o al empezar la semana si quieres, o al finalizar la semana.

Después, como decía, a vamos a partir de nuestros propios aprendizajes, de darnos cuenta de que hemos aprendido hemos evolucionado y planteemos esos aprendizajes con los chicos con los adolescentes. Por ejemplo en el ámbito de valores hacer preguntas muy concretas: ¿qué consideras importante que antes no lo era?

Seguro que hay cambios, y esos cambios van directamente a nuestro sistema y escala de valores. Posiblemente yo antes no valoraba tanto ir al cole como ahora.

Yo estoy en un grupo de adolescentes acompañando (para explicar esto vamos a hacerlo con la etiqueta, pero con cariño): el más pintado de todos, el que más le costaba ir al colegio, precisamente en un día en una me sorprendió diciendo ¡ostras, ahora valoro mucho más poder ir al colegio!

Antes era un chico con absentismo que faltaba más que parecía que iba allí por ir, que le daba igual todo, y en cambio ahora de repente valora más el poder ir al colegio y valora más algo que tenía y que ahora no lo tiene. Pues eso hay que ponerlo en juego, y hay que aprovecharlo.

Y por último: si uno es generar espacios, en otro es aprovechar aprendizaje, y el tema de valores, lo siguiente que podemos proyectar es cuál es mi siguiente versión, cuál es no solo como individuos sino también como sociedad. Aprovechemos para hacer reflexiones sobre la sociedad, por lo menos de cosas que no queremos seguro, que nos ha dado muchas pistas de si a nivel individual lo decíamos pues a nivel de base de valores de sociedad también. Que ahora valoramos más que hace unos meses.

Por lo tanto, no solo hagamos un trabajo personal y emocional de valores sino también planteémonos como sociedad que podemos avanzar, cómo podemos saltar. Tú cómo querías que fuera la sociedad, ahora que has aprendido esto, imaginándolo ahora no lo veamos, claro, pero mañana serán adultos y serán los principales activos de esta sociedad.

Una de las reflexiones que también yo creo que se pueden hacer es el ver que por desgracia se produce la politización de todo, o que de repente se exigiera a la gente tomar una posición, una trinchera y que toda esta ola de empatía y digamos de equilibrio y de estar todos en el mismo nivel de repente se haya perdido. Y quizás eso es también un parte de la reflexión que se tiene que hacer y que esperemos que lo puedan hacer los alumnos, porque lo que está claro es que hay cosas muy positivas pero que en el momento se empezó politizar todo.

Como anécdota: en una charla de familias que di la semana pasada, una madre me explicaba que su hijo adolescente 13 años entró a mediados de marzo a su habitación sin pelo y salió en junio (después del confinamiento) con pelo en algunas partes de su cuerpo en las que antes no tenía. Lo mismo con la voz. O que entró con un carácter y salió con otro.

Al final ha habido una generación que está viviendo su cambio hormonal bioquímico y social al final ha sido forzado por esta estación. Bueno pues aprovechemos eso también. Yo estoy seguro que hay gente que le ha visto ventajas a estar parado, en su casa un tiempo. Pero como tú decías no tenemos que banalizarlo (ahora todos cocinando y consumiendo contenido digital), sino para plantearme cómo es mi comportamiento social, para plantearme si esto soy yo o ya es un personaje que he dejado salir y que está actuando un poco casi automáticamente. ¿Y si aprovecho para mirarme más a mí mismo, para cuestionarme cosas?

Octavio: vosotros sois especialistas en abordaje integral de bullying. Mencionábamos antes de la entrevista que esto puede también tener un efecto positivo en este ámbito, en concreto, ¿cuál podría ser esa parte positiva?

Oriol: Vale, lo primero que quiero decir es que doy también lugar a la parte complicada. El bullying seguramente sigue… Yo digo que nosotros desde la plataforma PDA Bullying no hemos hecho estudios actuales de esta situación. Hay quién en algunos estudios dicen que el ciberbullying ha aumentado, lo cual me parece lógico que haya sido así.  Chicos/chicas que han entrado en el rol de agresor/a normalmente es porque tienen una situación en casa compleja o bien porque tienen unos vacíos emocionales, unas carencias emocionales que cubren de esta forma o bien porque (entre otros perfiles) no han encontrado una mejor forma de socializarse.

Esto evidentemente no creo que haya cambiado con el confinamiento, incluso es posible que haya empeorado. Como educador, como familia, debería intentar a irme a la parte que sí que puede cambiar, a la parte positiva. Por ejemplo: mayor empatía, tú antes hablabas de la empatía hacia el profesorado, pues es posible que este tipo de alumnos que entran en ese rol normalmente tiene una baja empatía. En esta situación en la que todos hemos sufrido y en la que es posible que tengamos mucha gente cercana que ha tenido un malestar pues es posible que si lo acompañamos, genere un aumento de empatía.

En cuanto a esos vacíos emocionales, quizá le ha servido para mirarse, para valorar más estar con compañeros, quizá le ha servido para reflexionar sobre sus relaciones sociales, y eso es lo que tenemos que aprovechar. A mí me parece, si avanzásemos como sociedad, después de lo que hemos pasado juntos, que sabiendo que el chico ese que tienes delante también lo ha pasado exactamente como tú o peor, ¿le vas a fastidiar más, en serio?

Entonces yo me acogería a ese argumento: ahora que nos hemos dado cuenta que mis actos individuales afectan al colectivo, mis actos individuales en un grupo afectan a la convivencia de todo el grupo. Hacer este tipo de comparaciones es lo que me van a ayudar a mejorar, es lo que me van a ayudar a aprovechar esta situación para mejorar y en este caso también pueden mejorar las personas que han entrado en rol de agresor.

De cara al rol de víctima, es posible que también una espacio como el de ahora le haya podido servir porque sí que es más fácil el salirte de unas relaciones online, pero me sabría mal que los olvidásemos. Porque la solución no es salirse de las redes sociales, la solución no es “qué bien que ahora no tengo que ir al colegio y me puedo encerrar en casa”

Un mes ha podido ir bien un descanso, quizá para ayudarle a coger fuerzas, pero por favor tengamos en cuenta que vamos a tener que trabajar igualmente para incluir a esta persona, para parar las agresiones, y para no pensar que con la situación de confinamiento se ha acabado esa situación de acoso o bullying.

Pues muchísimas gracias Oriol.

Muchas gracias a vosotros, un abrazo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Equip SEER
Equip SEER

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Así te podemos informar de todas las novedades de SEER en cuanto a actividades, cursos, talleres, formaciones, y más 🙂

Cerrar Menú
×
×

Carrito